Mostrando entradas con la etiqueta PRIMEROS SABADOS DE MES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PRIMEROS SABADOS DE MES. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de marzo de 2018

5 COSAS QUE HAY QUE SABER SOBRE LOS PRIMEROS SÁBADOS DE MES DEDICADOS A LA VIRGEN MARÍA

5 cosas que hay que saber sobre los Primeros Sábados
La devoción fue específicamente solicitada por la Santísima Virgen María en Fátima




Si la Iglesia aceptó el mensaje de Fátima, es sobre todo porque contiene una verdad y una vocación que, en su contenido fundamental, son la verdad y la vocación del propio Evangelio.
“Arrepentíos y creed en el Evangelio” (Mc. 1-15): éstas son las primeras palabras del Mesías dirigidas a la humanidad. Y el mensaje de Fátima, en su núcleo fundamental, es la vocación a la conversión y a la penitencia, como en el Evangelio. —Papa San Juan Pablo II


¿Por qué los Primeros Sábados?

Una práctica reciente en la Iglesia que es poco conocida, y a menudo confundida con las devociones de los Primeros Viernes, consiste en la observación de los cinco Primeros Sábados consecutivos como preparación para Nuestra Señora. Es una devoción separada fruto de la petición específica de la Santa Virgen María en relación a los preocupantes tiempos en que vivimos. Conectada con las visiones de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal, el tema central de la devoción es el arrepentimiento, la conversión y la reparación.

Como ayuda para comprender mejor esta “nueva” devoción en la vida de la Iglesia, aquí hay cinco cosas que es necesario saber. 



¿Cómo empezó la Devoción de los Primeros Sábados?

Durante siglos de tradición, los sábados se han dedicado a honrar a la Santísima Virgen María, pero no fue hasta 1925 que la devoción del Primer Sábado fue revelada. El 10 de diciembre de 1925, la Virgen María se apareció a sor Lucía en un convento en Pontevedra, España. Previamente, la hermana Lucía había sido receptora de las visiones marianas en Fátima, Portugal, junto con sus primos Jacinta y Francisco. En esta nueva y privada revelación, ocho años después de las visiones en Fátima, la Virgen solicitaba la institución de las devociones de los cinco Primeros Sábados consecutivos para la reparación de su Inmaculado Corazón.


¿Por qué cinco meses consecutivos?

Los cinco meses se corresponden con las cinco blasfemias diferentes dirigidas contra el Inmaculado Corazón de María, y así las reveló Nuestra Señora a sor Lucía:

1.) Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.

2.) Blasfemias contra su perpetua virginidad.

3.) Blasfemias contra su posición como Madre de Dios y de toda la humanidad.

4.) Blasfemias de los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.

5.) Blasfemias de los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.



¿Qué se supone que tengo que hacer los Primeros Sábados?

Ir a misa y recibir la Sagrada Comunión con la intención de hacer reparación por las blasfemias y la ingratitud dirigidas contra el Inmaculado Corazón de María. Ir a confesión también es un requisito de esta devoción, junto con el rezo de cinco decenas del rosario y la meditación sobre los misterios (uno o todos) del rosario durante 15 minutos.

¿Cuáles son las “promesas” conectadas con esta devoción?
Nuestra Señora dijo a sor Lucía: “Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que durante cinco meses, en el primer sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación”.

Esto quiere decir que cualquiera que ponga en práctica esta devoción con fe recibirá gracias adicionales en el momento de su muerte, con la promesa de alcanzar las puertas del paraíso.

¿Son los Primeros Sábados sólo otro “pasaje directo” al cielo?
Como en el caso similar de la devoción del Primer Viernes, no se trata simplemente de ir a misa durante cinco meses y luego esperar a recibir gracias extras en la hora de la muerte. El propósito de esta devoción es guiar al alma más cerca de Jesús a través del Inmaculado Corazón de María. Cuanto más cerca de María, más cerca de Jesús, su hijo. Al practicar estas devociones adicionales, permitimos a María dar forma a nuestros corazones y prepararnos para toda una vida de relación con Cristo.

María quiere guiarnos hasta el paraíso y un camino seguro a la vida eterna es la recepción frecuente de la Sagrada Comunión y del sacramento de la confesión. Ella es la “Estrella del Mar”, que nos marca el camino y nos hace señas para que nos acerquemos. Practiquemos las devociones de los Primeros Sábados con un espíritu de fe que honre a la Madre de Dios y repare el daño contra su Inmaculado Corazón.


  Philip Kosloski

sábado, 2 de septiembre de 2017

LA DEVOCIÓN DE LOS 5 SÁBADOS: UN PEDIDO DE LA VIRGEN DE FÁTIMA Y EL MISMO CRISTO


La devoción de los 5 sábados: Un pedido de la Virgen de Fátima y el mismo Cristo
Crédito: Daniel Ibañez (ACI Prensa)





 (ACI).- Si bien puede considerarse como una devoción poco conocida, la Virgen de Fátima y luego también Jesús, pidieron a Sor Lucía realizar y difundir la devoción de los cinco primeros sábados de mes en honor del Inmaculado Corazón de María.

Precisamente, contando desde esta semana, hay cinco primeros sábados hasta que se cumpla el centenario de la última de las apariciones de Fátima el 13 de octubre.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) explicó que esta devoción consiste en que cada primer sábado de mes, durante cinco meses seguidos, se realicen diversos actos de piedad con la intención de reparar los pecados contra el Inmaculado Corazón de María.

Aquí todo lo que debe saber sobre esta tradición.

¿Cómo practicar la devoción?

Los actos de piedad cada primer sábado de mes son: confesarse (de preferencia ese mismo día o unos días antes), comulgar, rezar el Rosario completo y hacerle compañía a María al menos quince minutos, meditando los misterios del Rosario.

¿Qué obtiene quien practique esta devoción?

La Virgen María promete a su hijo “asistirle en la hora de su muerte con las gracias necesarias para que pueda salvarse”, es decir, tener la posibilidad de no morir en pecado mortal. Esta devoción no es un “pase gratuito” para librarse del infierno a los que mueran sin arrepentirse.

¿Por qué en sábado?

Santo Tomás de Aquino decía que el sábado siguiente al Viernes Santo, la única que permaneció firme en su fe fue María, y por eso la Iglesia, para honrarla, le dedica ese día.

¿Por qué cinco sábados?

Jesús se le apareció a sor Lucía en la noche del 29 al 30 de mayo de 1930 y le explicó que “hay cinco tipos de ofensas y blasfemias pronunciadas contra el Inmaculado Corazón de María”.

La primera es en contra de su Inmaculada Concepción; segundo, contra su virginidad perpetua; tercero contra su maternidad divina, rehusando recibirla como Madre de la humanidad; en cuarto lugar, los que procuran infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada; y finalmente, los que la insultan directamente en sus sagradas imágenes.

sábado, 2 de agosto de 2014

EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA - PRIMER SÁBADO DEL MES


El Inmaculado Corazón de María

María, Madre de Jesús y nuestra, nos señala hoy su Inmaculado Corazón. Un corazón que arde de amor divino, que rodeado de rosas blancas nos muestra su pureza total y que atravesado por una espada nos invita a vivir el sendero del dolor-alegría. La Fiesta de su Inmaculado Corazón nos remite de manera directa y misteriosa al Sagrado Corazón de Jesús. Y es que en María todo nos dirige a su Hijo. Los Corazones de Jesús y María están maravillosamente unidos en el tiempo y la eternidad... 

La Iglesia nos enseña que el modo más seguro de llegar a Jesús es por medio de su Madre. Por ello, nos consagramos al Corazón de Jesús por medio del Corazón de María. Esto se hace evidente en la liturgia, al celebrar ambas fiestas de manera consecutiva, viernes y sábado respectivamente, en la semana siguiente al domingo del Corpus Christi. Santa María, Mediadora de todas las gracias, nos invita a confiar en su amor maternal, a dirigir nuestras plegarias pidiéndole a su Inmaculado Corazón que nos ayude a conformarnos con su Hijo Jesús. Venerar su Inmaculado Corazón significa, pues, no sólo reverenciar el corazón físico sino también su persona como fuente y fundamento de todas sus virtudes. 

Veneramos expresamente su Corazón como símbolo de su amor a Dios y a los demás. El Corazón de Nuestra Madre nos muestra claramente la respuesta a los impulsos de sus dinamismos fundamentales, percibidos, por su profunda pureza, en el auténtico sentido. Al escoger los caminos concretos entre la variedad de las posibilidades, que como a toda persona se le ofrece, María, preservada de toda mancha por la gracia, responde ejemplar y rectamente a la dirección de tales dinamismos, precisamente según la orientación en ellos impresa por el Plan de Dios. 

Ella, quien atesoraba y meditaba todos los signos de Dios en su Corazón, nos llama a esforzarnos por conocer nuestro propio corazón, es decir la realidad profunda de nuestro ser, aquel misterioso núcleo donde encontramos la huella divina que exige el encuentro pleno con Dios Amor.

sábado, 3 de mayo de 2014

ACTO DE CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA EN EL PRIMER SÁBADO DE MES




Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María.

" Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía, 
yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón 
y te consagro mi cuerpo y mi alma,
mis pensamientos y mis acciones.

Quiero ser como tu quieres que sea, 
hacer lo que tu quieres que haga.
No temo, pues siempre estas conmigo.
Ayúdame a amar a tu hijo Jesús, 
con todo mi corazón y sobre todas las cosas. 

Pon mi mano en la tuya para que este siempre contigo."

AMÉN.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...